jueves, 12 de junio de 2014

Pedro es una pizza, William Steig.

Pedro es una pizza, William Steig



La carátula de Pedro es una Pizza de William Steig no nos anticipaba mucho,  pero el título sí nos intrigó. Sarita se mostró renuente, ¿tienes otro cuento? preguntó; Juandiego, por su parte, afirmó que le gustaba el título, ¡si! léenos ese cuento, reclamó, ¡ese, ese! No me quedó claro si la petición la hacía por llevarle la contraria a su hermanita mayor o por genuino interés.  Finalmente, decidimos entre los tres seguir adelante con la historia de William Steig en la edición de Editorial Norma.  Una decisión acertada.





Una lluvia inesperada arruinó el humor de Pedro, el juego de pelota con los amigos tendría que cancelarse...  sería una tarde aburrida,  pensó Pedro.  No hay tiempo para la tristeza, parece pensar el papá,  alza a Pedro y le suelta su propuesta:  " la mejor manera de alegrarlo es convertirlo en una pizza" ¡!  Los niños sonríen, el cuento ya los capturó, a Juandiego le gusta la cocina, le gusta ayudar a Papá a preparar los desayunos el fin de semana... por eso le atrajo el título desde el principio, quizás anda en busca de un receta. Sarita sigue con atención la elaboración de la pizza...


Y es una pizza con todas las de la ley: se "amasa la masa", se lanza al aire -como todo un profesional-, se le agrega un poquito de cada cosa... "Sin tomates que no me gusta el tomate en la pizza, solicita la mamá de Pedro",  el protagonista no puede aguantar la risa, Sarita y Juandiego tampoco...  alguna idea tienen en mente.  "¡Se supone que las pizzas no se ríen!  Asegura el papá. ¡Se supone que a las pizzas no les hacen cosquillas!" se defiende Pedro. La risa de los niños no se hace esperar. La historia o mejor la receta continúa...




Los minutos trancurren entre aliños, carcajadas y un sol que vuelve a alegrar la tarde de Pedro, él  pasa feliz unas horas al lado de sus padres, quienes a la vez se divierten con él... La Noche de Cuento llega a su fin, no sin antes sacar a Pedro del horno, por supuesto;  los pillos se miran entre sí, Sarita propone a Juandiego hacer una pizza, de repente, ambos empiezan a "amasar" a la mamá entre risas y bromas... Es hora de dormir, trata de defenderse ella.   William Steig nos ha regalado una historia sencilla, con dibujos  como caricaturas y un final amoroso.  Los niños aseguran que fue un gran cuento... sin duda, lo es.

William Steig, nuestro autor-ilustrador de la Noche del Cuento




William Steig, nació en Nueva York en 1907 y muere en Boston en 2003 a la edad de 95 años. Desde jóven mostró su talento para el dibujo, en 1930 debutó como ilustrador en la revista New Yorker, desde ese momento fue reconocido y apreciado en el medio editorial.   Caricaturista,  autor e ilustrador de revistas y periódicos,  no fue sino hasta 1968 cuando inició su trayectora como autor de libros infantiles. En 1970 ganó la prestigiosa Caldecott Medal por una de su obras para el público infantil. Fue candidato por Estados Unidos al premio internacional  Hans Christian Andersen como ilustrador y posteriormente como autor. Es recordado en todo el mundo por su amplia obra, en especial, por uno de sus personajes que fue llevado al cine con mucho éxito: Shrek.

Fuente: 
Grupo Editorial Norma. "Pedro es una pizza" William Steig. Colección Buenas Noches.
Mcmillan Editors.
Wikipedia