lunes, 1 de mayo de 2017

Osito, Else Holmelund Minarik-Maurice Sendak.

Osito, Else Holmelund Minarik- M. Sendak



La ternura de cada una de las historias de Osito de Else Holmelund es un regalo para todos. Como en otras ocasiones, mi público quedó cautivado, de hecho disfrutamos varias noches en compañía de Osito, su familia y amigos.  Sarita y Juand ya son lectores autónomos, escogen sus libros en la biblioteca pública, no obstante, aún les agrada compartir juntos cada Noche de Cuento. Llegará el día en que esta etapa culmine y espero que estos momentos compartidos con tantos maestros de la literatura infantil les deje un bello recuerdo. Vale la pena leer a los niños.



Osito de Else Holmelund Minarik es un clásico del género, historias sencillas, llenas de ternura con situaciones cotidianas que hacen sonreir al lector; relatos que seducen a grandes y chicos, padres e hijos; eso, sin contar con las impecables ilustraciones del Maestro Maurice Sendak, fantásticas. La edición de Kalandraka hace honor a los maestros. 

Para cada encuentro con Osito Mamá y Sarita se alistaron como de costumbre, Juand parecía poco interesado, al parecer estaba entretenido con uno de sus libros de ciencia que últimamente le atraen. Al escuchar los favorables comentarios de la hermanita se acercó para escuchar y apreciar las historias; desde las primeras líneas la niña mostró su gusto, luego de tantas Noches de Cuento es una lectora muy exigente. 

Además del gusto por el relato, los niños manifiestan su sorpresa por  las ilustraciones. Las observaron sin ninguna prisa. Osito nos cautivó con su intención de viajar más allá de las nubes como algunas aves, llegar a la Luna, incluso; con su celebración de cumpleaños con una sopa; con el relato del abrigo para invierno. 


Durante varias noches disfrutamos de Osito. Juand, que se había mostrado un tanto indiferente, nos sorprende al llegar la noche de la última historia: "Esa historia se llama El deseo de Osito y ya lo leí" aseguró. Para sorpresa de todos había sacado el libro de su biblioteca escolar y había anticipado la lectura. Su sonrisa pícara me alegró al saber que la curiosidad no había dado espera. Leeímos juntos el cuento. 

Pronto llega la hora de dormir, Juand  abraza a su "mamá Osa"  al fin y al cabo, Osito se parece un poco a ellos. "Un poquito, asegura Sarita". Osito es un libro para leer poco a poco, en noches distintas.  La elección de la noche resulta un éxito, volveremos con otro de los títulos clásicos de estos dos maestros de la literatura infantil. 

Hora de dormir ositos, invita mamá. See you tomorrow me dicen y lanzan un beso desde la distancia, hasta mañana mis amores, me despido yo. 


Nuestra escritora:  Else Holmelund Minarik



Else Holmelund Minarik nació en Suecia en 1920 y muere en Nueva York en 2012.  Autora de la serie Osito publicada por primera vez en 1957 y que, junto con los otros títulos de la serie, se han convertido en un clásico de la literatura infantil.   En 1997 fue elegido  por el NYTimes como uno de los mejores libros infantiles de la segunda mitad del siglo XX.  Ha vendido millones de copias. La obra transmite calidez, ternura debido a la cotidianidad de los hechos narrados: son historias que pueden suceder en cualquier hogar con pequeños curiosos que desean conocer el mundo, como Osito. En cada historia la figura materna, las travesuras del pequeño y la presencia del padre y amigos agregan un marco de tranquilidad que se refuerza con las bellas ilustraciones de estilo clásico.  

Nuestro ilustrador: Maurice Sendak




En la web de nuestra editorial invitada encontramos información sobre el maestro M. Sendak: "Desde 1951 realizó más de 90 libros infantiles, una prestigiosa trayectoria por la que recibió en 1970 el Premio Andersen, y el premio Laura Inglalls Wilder en 1083. En 1996 el gobierno de los Estados Unidos le entregó la Medalla NAcional de las Artes y en 2003 le concedieron el Premio Internacional Astrid Lindgren de Literatura Infantil. 

Hijo de inmigrantes judíos de origen polaco, el autor estudió pintura y dibujo en el Art Students League de Nueva York. Consiguió su primer empleo como ilustrador para All American Comics y en 1951 comenzó a trabajar como ilustrador para la editorial Harper and Brothers. Impulsó una auténtica revolución  en el panorama literario infantil por las ideas, la forma y contenido de sus libros. La crítica especializada le calificaba como uno de los "hombres más influyentes de los Estados Unidos", porque darle una forma a la fantasia de millones de niños es una terrible responsabilidad". 

Fuente:

Editorial Kalandraka
The Guardian.